Rodolfo Goya, PhD

rodolfo_goya

Rodolfo Goya, Ph.D. is Senior Scientist at Conicet where he is a biochemist and researcher. Rodolfo earned his Ph.D. in Biochemistry, Clinical Biochemistry at National University of La Plata, La Plata city, Argentina in 1982. 
 
The National Scientific and Technical Research Council (CONICET) is the main organization in charge of the promotion of Science and Technology in Argentina. The principal objective of this agency is to boost and implement scientific and technical activities in the country and in all different fields of knowledge.
 
Rodolfo’s papers include Involvement of bone morphogenetic protein 4 (BMP-4) in pituitary prolactinoma pathogenesis through a Smad/estrogen receptor crosstalk, Pancreatic Hormone Expression in the Murine Thymus: Localization in Dendritic Cells and Macrophages, Expression of Transgenes in Normal and Neoplastic Anterior Pituitary Cells Using Recombinant Adenoviruses: Long Term Expression, Cell Cycle Dependency, and Effects on Hormone Secretion, Effects of Growth Hormone and Thyroxine on Thymulin Secretion in Aging Rats, and Studies on the Gonadotropin-Releasing Activity of Thymulin Changes With Age.
 
Watch Rodolfo Goya: La vida después de la muerte. View hisFacebook page. Read his LinkedIn profile.

 

 

Rodolfo Goya es bioquímico e investigador del Conicet. Tiene 61 años y es el primer argentino, y uno de los 2.500 en el mundo, en tomar una polémica decisión: congelarse con la esperanza de que lo revivan en el futuro.

La técnica, que se llama criopreservación, es una de las líneas de investigación más avanzadas de las que está siguiendo la ciencia en la búsqueda de alcanzar el objetivo de “vida eterna”. Hasta el momento, ya hay 250 personas en esa condición. Consiste en inyectarle al paciente, ni bien muere, una solución fisiológica para lavar la sangre, y luego añadir un producto que congela los fluidos corporales y evita que las células se dañen. El cuerpo se pone finalmente en unos tanques especiales con nitrógeno líquido, que mantiene el organismo a casi 200° bajo cero.

Goya ya adelantó al Instituto de Criónica de Michigan, en Estados Unidos, 1.300 dólares de los 37.000 que le costará el procedimiento. “Creo que todos se plantean en algún momento el tema de la vejez y la muerte. Muchas cosas han parecido imposibles: los celulares, Internet, la clonación. Imaginese todo eso hace 500 años. De decirlo, se hubiera pensado que uno era brujo o loco. Suponiendo que salga todo como lo deseo, me apasiona la idea de despertarme en otro siglo”, dijo al diario Muy Goya, que dirige un equipo de investigación sobre el deterioro cerebral en la Facultad de Medicina de la Universidad de La Plata.